Cómo cuidar adecuadamente tu pala de pádel

COMO CUIDAR TU PALA DE PÁDEL

A diferencia de las raquetas de tenis que pueden durar años, las palas de pádel tienen una duración bastante reducida. Teniendo el cuidado necesario gozarás de una pala en buen estado durante un año; claro que esto puede variar dependiendo del uso que le des.

Las palas de pádel, tanto las de gama alta como las de gama media, se diseñan con la mente puesta en que soporten los golpes de la bola a una fuerza bastante mayor que la que el jugador le puede llegar a imprimir; por tanto este no debería constituir un motivo por el cual se rompa.

El motivo por el que sí suelen romperse las palas son los impactos que sufre el marco. Estos impactos hacen que la fibra de vidrio o el carbono se deteriore y la estructura pierda su fuerza.

Sea como fuere, los beneficios de jugar al pádel con una pala en buen estado son infinitos y por ello hoy te daré algunas sugerencias que te serán de mucha utilidad a la hora de alargar la vida útil de tu pala de pádel.

¿Me acompañas?

Cómo mantener tu pala de pádel en buen estado más tiempo

El marco de tu pala de pádel 

Indudablemente, el marco es la parte que más sufre de una pala. 

¿Cuántas veces lo has golpeado sin querer contra la pared o contra el suelo? Este tipo de golpes descontrolados e involuntarios van afectando la pala con el paso del tiempo, causándole grietas que la volverán inservible.

Si le pegas a la bola con el centro de la pala aumentarás su duración. Rematar con la técnica adecuada evitará que le pegues con el marco y que termines debilitando su estructura.

Mi sugerencia es que compres un protector para el marco. En cualquier tienda especializada lo encontrarás. Eso sí, ten presente que el peso de la pala aumentará unos 10 o 15 gramos y que esto puede hacer que tengas que cambiar algo en tu juego para compensarlo.

El puño de la pala de pádel

El puño es la única parte de la pala que está en contacto con nuestra mano permanentemente y es, además, una de las partes que más influyen en nuestro juego. Por tanto su buen mantenimiento se hace imprescindible si no quieres tener que cambiar tu pala dos por tres.

El rozamiento continuo con la mano y el sudor de la misma desgasta en gran medida tanto el grip como el overgrip. La falta de cuidado del puño podría perjudicarte en un partido pues no cogerías bien la pala y esto te dificultaría su manejo.

Mi consejo es que uses siempre un grip y un overgrip. Ten presente que los profesionales, dependiendo del tamaño de su mano, llegan a utilizar hasta siete overgrips en la empuñadura.

Esas manías que perjudican tu pala de pádel

Es importante evitar esas manías que todos tenemos y que terminan perjudicando a nuestra querida pala. Por ejemplo:

  • No te pegues con el centro en los pies, en las rodillas o en las palmas.
  • No levantes la bola del suelo pegándole con la pala para hacerla subir; es uno de los impactos que más la hacen sufrir. 
  • No golpees con el canto en el suelo, ni siquiera suavemente. Terminarás debilitando la estructura del marco. 
  • Las palas de pádel sufren mucho los golpes planos.
  • Ten cuidado si te encuentras con que otro jugador va a la misma pelota que tú. Ese choque inevitable de palas hará que alguna de las dos se rompa. Te bastará pedirla con un “¡mía!” para que esto no suceda.

La superficie de tu pala de pádel

Es una de las partes a la que menos importancia le damos y, sin embargo, es imprescindible que la cuidemos si queremos que nos dure más tiempo.

El calor puede afectar a la goma, así que olvídate de guardarla en el maletero de tu coche y de dejarla expuesta a altas temperaturas. No importa que la introduzcas dentro del paletero, te quedarás sin tu querida pala en menos de lo que canta un gallo.

Como contrapartida, el invierno puede hacer que al finalizar el juego, la superficie de tu pala esté mojada; ya sea por la humedad propia del invierno o por la lluvia.

En definitiva, guardar mal tu pala afectará a sus propiedades. Te aconsejo secarla con sumo cuidado. Una buena forma de mantenerla en buen estado es, antes de guardarla, pasarle un paño limpio con alcohol o directamente con limpiacristales.

Y tú, ¿cómo cuidas tu querida pala de pádel? ¿Tienes algún otro consejo que nos pueda ser de utilidad? ¡Déjalo en los comentarios!

By |2019-01-27T08:41:45+00:00enero 31st, 2019|blog|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies