¿Qué pala de pádel elegir según mi nivel?

que pala de papel elegir segun mi nivel

¿Qué pala de pádel elegir según mi nivel?

Debido a la inmensa cantidad y variedad de palas disponibles en el mercado, decidir qué pala de pádel elegir, puede llegar a transformarse en un auténtico dolor de cabeza. Sin embargo, y aunque es totalmente comprensible que quieras elegir la raqueta más bonita (o la más cara), no tiene por qué ser este el único aspecto a tener en cuenta.

Intenta dejar un poco de lado el diseño estético y céntrate en el funcional. Piensa que si quieres ganar un partido, tu pala debe ser la que mejor se adapte a tus características y a tu tipo de juego. 

A esta altura ya conoces tus puntos débiles ¿no es cierto?, pues elige la raqueta de pádel que te dé un plus en este aspecto. Una pala que no se corresponda con tu condición física, puede no solo perjudicar tu juego sino que además, podría lesionarte.

Las palas de pádel tienen por tanto, determinados aspectos a considerar que las hacen muy diferentes unas de otras; estos aspectos están relacionados con su forma, peso y dureza.

Forma de la pala de pádel: ¿redonda, lágrima o diamante?

  • Pala con forma redonda

Si eres principiante en el juego del pádel, definitivamente esta es la raqueta que necesitas. Su equilibrio dirigido hacia el centro o hacia el puño y su buen punto de impacto (punto dulce), las hace muy manejables y permiten un mayor dominio sobre el golpe. 

Vale aclarar, que la pala con forma redonda también es adecuada para jugadores con alto nivel que deseen priorizar el control y obtener una mayor precisión en sus golpes.

  • Pala con forma de lágrima

Esta es la pala intermedia, podríamos decir que está en un punto medio entre la pala con forma de diamante y la pala con forma redonda. Su balance es menor que el de las palas diamante y por tanto son más manejables que estas.

Es una raqueta ideal para aquellos que tienen un nivel intermedio y buscan un equilibrio entre control y potencia.

  • Pala con forma de diamante

Este tipo de pala, que se caracteriza por tener la parte superior aplanada y el peso distribuido hacia la cabeza, tiene la forma ideal si lo que quieres es mejorar la potencia de tu juego. Gracias a su forma de diamante, podrás amplificar la potencia de la pelota y darle una mayor contundencia y explosividad al golpe. 

Este tipo de raqueta es en general menos manejable, por lo que es ideal para jugadores con un nivel y una fuerza suficientes como para que su prioridad sea la potencia. 

El peso de una pala de pádel

Cada jugador, dependiendo de sus características, necesitará una raqueta con un peso diferente. Una pala ligera, permite una mayor velocidad de respuesta en la red a la hora de volear correctamente. Por el contrario, una pala más pesada es más difícil de manejar, pero a cambio brinda una mayor potencia al golpe.

Las palas redondas, tienen el balance más bajo, por lo que te darán una sensación de pesar menos. Una pala con forma de diamante, a su vez, tiene el balance más alto, por lo que parecerá de mayor peso.

Si eres principiante, intenta elegir la pala que te resulte más cómoda, pero a la vez, busca la más pesada que puedas manejar; de esta forma tu brazo tendrá que soportar menos el impacto del golpe puesto que ya lo hace la raqueta.

La dureza de la pala de pádel

Dependiendo de tu tipo de juego, te beneficiará un tipo de dureza u otro. Si tu raqueta es blanda, te brindará una mayor potencia en la red, pero tendrás un control menor. Si la raqueta es dura, el efecto será al revés, obtendrás una menor potencia y un mayor control.

Si tu nivel es alto y por tanto, no necesitas recurrir a la ayuda de la pala para tener potencia, elige una pala dura, pues obtendrás con ella un control muy superior.

Otro factor a tener en cuenta, además del nivel, es que una raqueta blanda, resiste menos y por tanto, tendrás que cambiarla más frecuentemente.

Resumiendo

Si estás empezando y tienes un nivel principiante, elige una raqueta ligera y con forma redonda, pues lo que necesitas al comienzo es aprender a colocarla para golpear de forma correcta. 

  1. Si tu nivel es intermedio, puedes elegir una pala un poco más pesada y con forma de lágrima. Este tipo de pala te dará un balance perfecto entre potencia y control. 
  2. Si tu nivel es avanzado y juegas de forma ofensiva, puedes elegir cualquier pala, aunque posiblemente optarás por una con forma de diamante y de mayor peso para obtener mayor potencia y efectividad en el golpe. Si en cambio tu juego es defensivo y priorizas el control, seguramente te sentirás más cómodo con una raqueta redonda.

¿Qué pala de pádel prefieres tú? ¡No te vayas sin contármelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *