Muchos no lo saben pero se puede corregir la postura utilizando el entrenamiento de fuerza. De hecho al estirar y fortalecer determinados músculos, tu cuerpo funcionará mejor. Incluso te sentirás y te verás mejor.

Además, la mala postura también ocasiona dolor de cuello y espalda. Otra cosa que sucede es que disminuye el flujo de oxígeno a los músculos. No sólo eso, se reduce la flexibilidad, con lo cual se incrementa el riesgo de lesiones.

¿Cuáles son los mejores ejercicios para corregir la postura?

La buena noticia es que con él entrenamiento de fuerza adecuado, se puede conseguir una postura corporal perfecta. Incluso, este tipo de ejercicios contrarrestan la opresión en el pecho y al mismo tiempo fortalecen los músculos que tiran de los omóplatos.

A continuación te compartimos una serie de ejercicios que te ayudarán a corregir la postura.

Ejercicio 1

Este ejercicio consiste en sostener una mancuerna ligera en cada una de tus manos. A continuación debes acostarte boca abajo con el abdomen centrado en una pelota de estabilidad.

Además, debes tener las piernas extendidas detrás de ti, con los pies a una distancia más amplia que tus hombros. Una vez hecho esto, extiende los brazos hacia el suelo de manera que formen una “Y”. Asegúrate de tener las palmas una frente a la otra.

En esta posición mueve los hombros hacia abajo y hacia atrás. Después levanta los brazos a la altura de los hombros juntando los omóplatos. Luego retorna a la posición inicial y relaja los hombros.

Te recomendamos hacer 3 series de 12 a 15 repeticiones de este ejercicio para corregir la postura. Si lo haces correctamente, fortalecerás la parte superior de la espalda, la parte media, y también los músculos escapulares.

Ejercicio 2

Para este ejercicio debes estar parado y con los pies separados a la altura de los hombros. Sostén una barra con peso a la altura de tu pecho, con los codos doblados 90 grados y las palmas hacia el suelo.

En esta posición mantén la parte superior de tus brazos paralelos al suelo. A continuación gira los hombros hacia atrás, al tiempo que llevas la barra detrás de la cabeza.

Finalmente baja la barra a la posición inicial y repite. Recomendamos hacer 3 series de 12 a 15 repeticiones. Si lo haces de forma adecuada, estarás trabajando la parte superior de la espalda, que usualmente es responsable de muchas malas posturas.

Ejercicio 3

Para este ejercicio necesitarás una banda de resistencia o un tubo. Lo que debes hacer que es sostener la banda de resistencia o el tubo en cada extremo. Comienza el ejercicio con los brazos extendidos frente a ti a la altura del pecho.

Manteniendo los brazos rectos, extiende hacia los lados para estirar la banda. Asegúrate de juntar los omóplatos al final del movimiento. Repite este ejercicio de una manera lenta y controlada.

Para obtener los mejores resultados te recomendamos hacer 3 series de 15 repeticiones. Este ejercicio te ayudará a corregir la postura porque fortalece los deltoides posteriores, es decir, la parte posterior del músculo del hombro.

También te ayuda a fortalecer los romboides, que es la mitad de la parte superior de tu espalda.

Ejercicio 4

Todos estos son ejercicios sencillos para corregir la postura. En este caso Sólo tienes que acostarte de costado, con el codo directamente debajo del hombro. Antes de levantar las caderas en el aire, asegúrate de activar los músculos abdominales inferiores.

Mientras haces este movimiento, intenta crear una línea recta de la cabeza a los pies. Si esta posición te resulta demasiado complicada, entonces puedes hacer el ejercicio de rodillas.

Idealmente debes mantener esta postura 30 segundos o incluso 2 minutos si puedes. En cualquier caso te recomendamos hacer 3 series. Si bien las planchas son un ejercicio que hace trabajar todo el cuerpo, las planchas laterales te permiten trabajar los oblicuos y el glúteo medio.

Gracias a esto puedes mejorar la postura ya que se crea una mayor estabilidad en la zona lumbar y en la pelvis.

Ejercicio 5

Utiliza una superficie plana para acostarse boca arriba. A continuación mete suavemente la barbilla y levanta la cabeza 2 pulgadas del suelo. Intenta mantener esta posición durante al menos 5 segundos.

Después de esto, baja la cabeza al suelo manteniendo la barbilla en la posición inicial. Este ejercicio te ayudará a corregir esa mala postura de la “cabeza hacia adelante” debido a que se fortalecen los músculos profundos del cuello.

Ejercicio 6

Para este ejercicio debes sentarte a un extremo de un rodillo de espuma. Debes tener las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Luego acuéstate de modo que tu cabeza, los hombros, y la parte superior de la espalda, estén sobre el rodillo.

A continuación, extiende los brazos hacia los lados con las palmas hacia arriba para crear una “T”. Con este ejercicio lograrás estirar los músculos del pecho, liberando la tensión sobre los hombros.

Conclusión

Idealmente recomendamos hacer estos ejercicios dos o tres veces a la semana. Hacer una serie de cada uno y descansar hasta 60 segundos entre series. Luego repetir dos veces cada ejercicio.

Eventualmente conseguirás corregir la postura. Como resultado, todos esos dolores de cuello y espalda desaparecerán.