El daño que provocan las bebidas energéticas

El daño que provocan las bebidas energéticas

El daño que provocan las bebidas energéticas y las sodas

Las sodas podrán parecernos la opción más refrescante para aguantar un caluroso día de verano, y por el mismo lado, también están las bebidas energéticas; podrías creer que son de mucha ayuda cuando necesitas ese subidón en ciertas situaciones donde no hayas dormido bien y quieras “rendir” en un entrenamiento. Pero ¿qué pasa si en este artículo te explicamos el daño que provocan las bebidas energéticas y las sodas?

Estos efectos que ni en la publicidad ni en los envases te dicen que provocan en tu cuerpo, porque esta clase de bebidas a grandes rasgos y a largo plazo podrían traerte diversos problemas en muchos aspectos de la salud.

Información que debes conocer sobre este tipo de bebidas

La mayoría de la gente no conoce que esta mezcla de edulcorantes, dióxido de carbono y agua filtrada en la antigüedad era utilizado como remedio para los dolores de cabeza y la indigestión. Sin embargo, mucho ha llovido desde entonces y ya esos efectos de fármacos que se les daba a estas bebidas han ido desapareciendo con el tiempo. Una cantidad considerable de estudios han demostrado lo perjudicial que realmente son para nuestro cuerpo (sobre todo en niños en el caso de las sodas).

Incluso, cuando este tipo de bebidas se llegan a consumir en exceso, el cuerpo lo alerta con distintos síntomas entre los que se encuentran:

  • Dolores de cabeza.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Ansiedad.
  • Temblores.
  • Insomnio.
  • Náuseas y vómitos.
  • Reducción del apetito.
  • Aparición de protuberancias.

Daño que provocan las bebidas energéticas y las sodas a nuestra salud

Vale, ya hemos hablado de que estas bebidas afectan negativamente nuestra salud pero, ¿realmente como lo hacen? A continuación te presentamos una lista con los problemas a largo plazo que trae el consumo excesivo de bebidas energéticas y sodas:

– Tienen efectos cancerígenos: Además de su atractivo sabor, las bebidas efervescentes están repletas de conservantes, aditivos y acidulantes que logran crear que su estado se mantenga durante el mayor tiempo posible. Y aunque muchas de estas sustancias podrían resultar antioxidantes lo cierto es que muchas de ellas realmente son capaces de acumularse en distintos tejidos del cuerpo y generarles a éstos células cancerígenas que a largo plazo generarán en aparición de tumores en esa zona.

– El sobrepeso: La mayoría de estas bebidas traen en su composición una alarmante cantidad de edulcorantes (unas bebidas más que otras y unos edulcorantes con mayor valor calórico que otros). No es un secreto para nadie que el exceso de consumo de esta clase de azúcares puede venir con enfermedades como la diabetes o inflamación en el páncreas. Además de ello, los carbohidratos que contienen si no son utilizados como fuente de energía sólo se convertirán en grasas sin utilizar lo que generará en el sobrepeso.

– Afecciones para el sistema nervioso: Otro ingrediente muy importante a tener en cuenta de muchas de estas bebidas es la cafeína, todos sabemos lo que la cafeína hace en nuestro cuerpo. Lo que muchos no saben es que el consumo excesivo de este alcaloide provoca síntomas como insomnio, ansiedad, dolores de cabeza y arritmias cardíacas, además de generar dependencia hacia el producto.

– Caries: Otros estudios han demostrado que el dióxido de carbono y las azúcares que contienen estas bebidas son perjudiciales también para nuestra salud bucal, alterando el sentido del gusto, corroyendo el esmalte de los dientes y hasta generando caries.

También los productos que se hacen llamar “light” contienen sustancias que reemplazan a los azúcares de los demás productos, pero las mismas solo pueden traer problemas a largo plazo que afectan sobre todo a la actividad cerebral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *