La importancia de los estiramientos

la verdadera importancia de los estiramientos

La importancia de los estiramientos con un entrenador personal

Generalmente, todas aquellas personas que se están iniciando en el mundo del deporte no llegan a comprender del todo la verdadera importancia de los estiramientos; razón por la cual en diferentes ocasiones llegan a encontrarse con distintos problemas derivados de la ineficaz o inexistente práctica de esta clase de ejercicios.

La importancia de llevar a cabo los estiramientos de forma correcta cuando practicamos deporte

Como bien sabemos, la base de todos los deportes es el trabajo de conjuntos musculares del cuerpo. Los que nos lleva a que si dicho sistema o conjunto no se encuentran en la mejor forma podría generarnos resultados más bien contraproducentes en el desarrollo de la práctica deportiva.

Nuestros músculos funcionan como una especie de mecanismo que carga su energía mediante la contracción y el movimiento de los mismos. Es por ello que los estiramientos debemos realizarlos de la forma más completa e intensa posible con el fin de llevar al máximo de capacidad y rendimiento a dicho mecanismo.

La inadecuada realización de los estiramientos puede resultarnos en un desequilibrio en algunos grupos musculares, lo que no solamente puede generar en una baja del rendimiento sino también incluso en graves lesiones o contracturas.

Razones para realizar los estiramientos

  • Previene las lesiones musculares y alivia las tensiones.
  • Hace que nuestros movimientos se hagan más fluidos y coordinados.
  • Ayuda a la circulación.
  • Calienta y prepara a nuestros músculos para el deporte y/o entrenamiento.
  • Aporta a la memoria y conocimiento muscular.
  • Evita la fatiga de los músculos mediante la absorción del ácido láctico.

¿Cuándo es el mejor momento para hacerlo?

Debemos mencionar que no hay un momento en específico en el cual sea justo y necesario llevar a cabo los estiramientos, lo importante es hacerlos y punto. Esta clase de ejercicios deberían formar parte de nuestra rutina diaria junto con el entrenamiento o el deporte, y podemos realizarlos ya sea al despertarnos, durante un descanso, o en algún momento libre.

Para todos aquellos que realizan algún deporte o acuden al gimnasio con frecuencia, lo mejor es que estiren siempre antes y después de la actividad. Siendo recomendados los estiramientos de estilo balísticos para antes del entrenamiento y los estáticos al terminar con el mismo.

En cuanto a los estiramientos previos debemos siempre tratar de enfocarnos en darle fluidez a las articulaciones con las cuales realizaremos el entrenamiento, así como en el cuidado de los músculos más implicados. Mientras que para los ejercicios post-entrenamiento se recomiendan aquellos que sean especiales para la circulación.

Por el otro lado, tenemos a las personas que no se ejercitan con frecuencia o que directamente no practican ningún deporte. Para todas ellas también es importante realizar estiramientos de forma diaria a modo de prevenir males musculares o en las articulaciones.

Generalmente a esta clase de personas se les dificulta la práctica de alguna actividad física a consecuencia de las largas y demandantes sesiones laborales que cumplen día con día, es por ello que se les recomienda realizar los estiramientos justo antes de comenzar y así evitar una molesta lesión laboral; enfocándose principalmente en las zonas que más son exigidas durante la sesión.

Siendo que los oficinistas, artistas, etc. Que permanezcan mucho tiempo en una silla, se les recomienda los estiramientos para la zona del cuello, los hombros y la parte alta de la espalda. Mientras que para las personas que permanecen de pie durante más tiempo deben focalizarse en la zona lumbar y gemelos.

¿Cómo deben realizarse los estiramientos?

Al realizar un estiramiento, el proceso que se lleva a cabo es el de distanciar los dos extremos de un músculo. Para que esto suceda es necesario que uno de los puntos se encuentre fijo mientras que el otro va variando su amplitud. Para hacerlo correctamente debemos:

  • El músculo debe estar en estado de pre estiramiento para que la tensión vaya siendo de forma progresiva.
  • Que la tensión sea tolerable, nunca deberíamos sentir dolor.
  • Cumplir el tiempo preestablecido de cada ejercicio de estiramiento.
  • La mayor tensión debe mantenerse durante un máximo de 20 segundos.
  • Tanto la puesta en tensión como la vuelta a la posición inicial deben ser de forma progresiva.
  • Mantener una respiración lenta, frecuente y profunda durante cada estiramiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *