¿La L-carnitina ayuda a adelgazar?

¿La L-carnitina ayuda a adelgazar?

Perder esos incómodos y poco saludables kilos de más, es uno de los objetivos más comunes de la mayoría de las personas con sobrepeso. En este afán por alcanzar la figura ideal, hay mucha gente que se está planteando el consumo de L-carnitina para adelgazar. 

Ciertamente, en esta lucha sin cuartel contra la obesidad, van apareciendo diversos tipos de sustancias que prometen convertirse en la panacea. Es muy importante informarse convenientemente, para no caer en la tentación de consumir fármacos cuyos efectos terminen siendo perjudicial para el organismo.

Por ello, hoy quiero hablarte de esta sustancia que está tan de moda. Te contaré qué es, cuáles son sus ventajas, sus desventajas y también, cuáles son sus efectos reales en un plan de adelgazamiento.

¿Qué es la -L-carnitina?

También conocida como carnitina o levocarnitina, se trata de una amina cuaternaria cuya función es la de llevar ácidos grasos al interior de las mitocondrias. 

Pero no nos perdamos entre las crípticas palabras de esta definición científica. De momento nos basta con saber que su deficiencia en nuestro organismo, produce (entre otros muchos trastornos) una reducción importante en la producción de energía y un aumento de la masa del tejido adiposo.

Esta amina se obtiene especialmente de las carnes rojas y se emplea en la prevención de enfermedades renales terminales, dolencias cardiovasculares, hipertensión relacionada con la diálisis, diabetes e hígado graso no alcohólico, entre otras. Sin embargo, no existen evidencias concluyentes de que, por sí sola, ayude a combatir la obesidad.

¿Es eficaz la L-carnitina como “quemador de grasas”?

Si quieres mi respuesta rápida: no. Su consumo aislado no ayuda a adelgazar, pero… y sí, siempre hay un pero en estas cuestiones donde la biología toma el control, existen estudios que demuestran que 2 tomas diarias de 2 gramos, durante 24 semanas, aumenta la L-carnitina en los músculos en un 21 %.

¿Y entonces, dónde está la “trampa”?

En que para obtener estos resultados, su ingesta ha de estar complementada con ejercicio físico aeróbico intenso. 

Otros estudios han revelado que la L-carnitina ha sido más efectiva en pacientes con obesidad y diabetes, pero que sus efectos disminuirían con el paso del tiempo. Lo que significa que aún bajo condiciones crónicas, el efecto del consumo de este aminoácido disminuirá si te excedes en su ingesta.

¿Cómo funciona la L-carnitina?

Es un aminoácido que introduce ácidos grasos dentro de la mitocondria de la célula, sitio donde ésta quema la grasa para mantenerse viva. Las células sintetizan este aminoácido solo cuando lo necesitan. Esto significa que si lo ingieres, pero no obligas a la célula a trabajar más para oxidar las grasas, será una ingesta totalmente inútil.

Dicho en breves palabras: si tomas carnitina y te quedas cómodamente echado en el sofá haciendo zapping, no te servirá de nada.

Efectos secundarios

Al contrario que lo que sucede con otros tipos de sustancias, no existen efectos secundarios importantes detectados. Eso sí, está contraindicada en caso de pacientes con enfermedades renales y muy especialmente en aquellos que estén en diálisis. 

De todos modos, como cualquier otro tipo de ingesta de un suplemento dietético, ante cualquier duda, has de consultar con tu médico.

Efecto rebote 

En cuanto al efecto rebote, la L-carnitina es una sustancia natural que por sí misma no conlleva riesgos.

El peligro del efecto rebote radica en que compres un producto “fat burners” o “quemadores de grasa” que, además de este aminoácido, incluya otro tipo de sustancias no naturales tales como la cafeína, la efedrina o anfetaminas, para acelerar el transporte de grasas a la célula.

Por no ser naturales, en cuanto dejes de consumirlos, el cuerpo puede querer volver a su estado anterior y producir el tan temido efecto rebote que implica recuperar todo el peso perdido.

Mi consejo final

La L-carnitina podría ser eficaz en la pérdida de peso, si la acompañas con ejercicio físico aeróbico intenso.

Sin embargo, no todo el mundo responde de igual manera a sus efectos y aún no se tiene una idea clara de cuál es la dosis más indicada para conseguir el tan deseado adelgazamiento.

Ningún estudio demuestra de forma concluyente que la L-carnitina sea efectiva para quemar grasa, por lo que se puede decir que sí funciona a nivel químico como un quemador, pero no en ese concepto de suplemento nutricional aislado, que se suele emplear con total falta de responsabilidad.

Habrá que seguir investigando para poder afirmar con más base científica en qué medida la L-carnitina ayuda a adelgazar.

¿Y vosotros, habéis probado alguna vez adelgazar con L-carnitina? ¿Qué efectos habéis apreciado?

By |2018-09-04T06:57:30+00:00junio 15th, 2018|blog, Nutrición|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies