Por qué nunca utilizar esteroides

Por qué nunca utilizar esteroides

Por qué nunca utilizar esteroides, peligros para la salud

Practicar deporte y mantener una alimentación adecuada es imprescindible para llegar a obtener la figura corporal que todos deseamos. Sin embargo, para muchos de nosotros lograr estos resultados a veces podría resultar no del todo fácil, y más aún para aquellas personas a las que les cuesta adquirir masa muscular debido a su composición. Ya sea por dicha razón o por la obsesión de llegar más lejos, muchos atletas recurren al uso de los esteroides para acelerar la síntesis de las proteínas y así ganar más músculo.

Lo que realmente debemos conocer acerca esta sustancia es que, en muchos aspectos, no es como como pensamos. Hasta el punto de que puede llegar a perjudicar nuestra salud de distintas formas. En este artículo platicaremos sobre ello.

Cómo perjudican los esteroides a la salud

Los efectos secundarios de los esteroides recaen en distintas partes de nuestro cuerpo. A continuación, presentamos la forma en cómo actúan en cada una de ellas:

Sistema reproductor masculino

El uso de esteroides afecta al sistema reproductor masculino a través del hipogonadismo o la disminución de testosterona, hasta el punto de poder dejar estéril a un hombre si se llegaran a consumir durante un tiempo prolongado. Además de que los testículos podrían verse considerablemente encogidos.

Los esteroides aumentan el deseo sexual al mismo tiempo que pueden causar disfunción eréctil. También fomentan la aparición de ginecomastia o crecimiento de busto en hombres debido al aumento del estrógeno que produce esta sustancia.

Sistema reproductor femenino

Al igual que como en los hombres, el uso de esteroides puede causar perjuicios en las mujeres; como podría serlo una producción desmedida de testosterona, que afectaría negativamente a la ovulación y crearía un ciclo menstrual irregular.

El aumento del deseo sexual también se presenta en estos casos, pero con ello los esteroides también causarán hipertrofia del clítoris (que se vuelva más grande). Esto podría resultar especialmente incómodo al momento de realizar el acto sexual.

Está totalmente contraindicado el uso de esta sustancia en mujeres embarazadas, ya que se podrían presentar problemas con el crecimiento y desarrollo del feto.

Problemas hepáticos

Los esteroides también pueden afectar negativamente al hígado, causando enfermedades como la anemia, haciendo que se produzca una disminución de los glóbulos rojos necesarios para la oxigenación de la sangre o afectando el funcionamiento de la glándula pituitaria. Estos efectos se reflejan con síntomas físicos como la ictericia.

Sistema renal

En este caso los esteroides afectan negativamente a través de la glomerulonefritis, una enfermedad que provoca la acumulación de líquidos en los riñones, haciendo que no puedan funcionar de manera óptima. Pueden llegarse a producirse síntomas como hinchazón en cara, pies y manos.

Sistema cardiovascular

El consumo de esteroides aumenta las posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular, al causar un incremento en el colesterol, los triglicéridos y la presión arterial. De ello también depende el tipo de ejercicios que esté realizando la persona que los consume.

Los cambios en la conducta

Los atletas que utilizan esteroides suelen experimentar alteraciones en su conducta debido al remolino de emociones cambiantes que produce esta sustancia. Con el aumento del deseo sexual tan presente en estas personas, también es muy común ver un comportamiento desafiante y agresivo debido al mismo aumento de testosterona.

Los esteroides pueden causar dependencia, y dejarlos se considera igual de complicado que con alguna droga ya que las personas tienden a desarrollar un síndrome de abstinencia que trae consigo los comportamientos violentos típicos de estos casos.

Otros efectos

Además de todos los problemas ya mencionados anteriormente, los esteroides también son causantes de cutis grasoso y, por ende, producen acné. También causan Jaquecas o dolores de cabeza muy fuertes, alopecia o calvicie y perjudican el correcto funcionamiento de la tiroides.

En muchos casos el uso indebido de fármacos o drogas a los que suelen recurrir las personas que sufren estos síntomas para ayudarse a superarlos, puede generar en una dependencia hacia los mismos complicando aún más la situación.

Aunque seamos deportistas exigentes con nosotros mismos, o acaso tengamos problemas a la hora de sacar los resultamos que deseamos en el área de la ganancia muscular, recurrir a los esteroides en busca de ayuda nunca es la opción correcta; sobre todo, si es que tenemos en cuenta la gran cantidad de efectos negativos que nos producen a cambio.

COMPARTETweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Share on FacebookEmail to someonePin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *